¿Se puede congelar el vino?

.

Vinos¿Se puede congelar el vino?

Ya sea que se olvidó de una botella que puso en el frezzer para enfriar o quiera transformar el rosado sobrante en un helado, llega un momento en que piensa ¿Se puede congelar el vino?. La respuesta corta es sí. Si se mantiene por debajo de cierta temperatura durante el tiempo suficiente, el vino se congela.

Congelar el vino

El vino, como todos los líquidos, cambiará de estado líquido a sólido cuando se someta a temperaturas lo suficientemente bajas. Aunque el vino contiene una deslumbrante variedad de compuestos orgánicos, son el agua y el alcohol los que determinan principalmente el punto de congelación del vino.

El truco es evitar congelar accidentalmente una botella querida. O si su intención es congelar su vino, cómo crear las condiciones adecuadas para hacerlo de manera segura.

¿A qué temperatura se congela el vino?

El vino se congela entre -9 y -3 grados, según su volumen de alcohol y otros factores. Esto es más bajo que el punto de congelación del agua (0 grados) y más alto que la temperatura necesaria para que los licores como el vodka se solidifiquen (-9 grados).

El alcohol tiene un punto de congelación más bajo que el agua. Por lo tanto, cuanto más borracha esté la botella, más frío tendrá se deberá aplicar para congelarse.

La mayoría de los vinos tienen entre 11% y 13% vol. Los vinos tintos tienden a contener más alcohol que las botellas blancas, rosadas y espumosas. El contenido de azúcar también puede afectar el punto de congelación de un vino.

El azúcar disuelta reducirá el punto de congelación de un líquido, por lo que los vinos dulces y de postre también tenderán a congelarse a temperaturas mucho más bajas.

¿Cuánto tiempo tarda el vino en congelarse?

El vino se congelará en aproximadamente cinco horas.

Su consistencia comenzará a verse comprometida dentro de la primera a la tercera hora, a medida que las moléculas de agua dentro del vino comiencen a solidificarse.

¿Congelar el vino lo arruina?

El vino congelado es seguro para beber, pero sus aromas, sabores y matices se verán irremediablemente alterados. No es ideal congelar un vino con valor sentimental o económico, pero el vino congelado no es necesariamente el fin del mundo.

Realmente depende de la extensión de la congelación, pero para ser honesto, prefiero ver la mayoría de los vinos sujetos a un breve período de temperatura fría que caliente. Dicho esto, congelar completamente un vino ciertamente podría generar otros cambios indeseables.

Si congeló su vino sin querer, es cruce los dedos, tome un sorbo para ver si sabe bien. Si no, no todo está perdido. Úselo en recetas como brownies de vino tinto, granizados, masa para pasta, vinagre o encurtidos. También se conoce una receta tradicional de pan dulce al vino tinto.

¿Cuándo se debe congelar el vino?

Congelar el resto de una botella ya abierta de vino que de otro modo podría desperdiciarse es una excelente manera de darle vida.

El vino sobrante que no se va a beber se puede congelar en cubitos de hielo como una forma conveniente de tener a mano vino para cocinar sin tener que abrir una botella nueva.

Cubos de vino tinto, congelados en cubetera
Vino tinto congelado en cubetera, directo de el freezer

Los vinos congelados también se pueden usar para hacer helados, friesling, granizados de sangría o cualquier bebida mezclada que tenga vino como base.

Los mejores métodos para enfriar el vino y beberlo de la manera correcta

Para poder enfriar el vino de una manera correcta, recuerde esta regla: si tiene la suerte de contar con espacio ilimitado en el congelador, nunca debe poner una botella de de vino en freezer ya que es un arma de doble filo.

¿Freezer si o no?

Es un método rápido para refrescar un tinto en un caso de urgencia pero tiene sus contra indicaciones.

Las botellas de vino espumoso son especialmente peligrosas en el congelador o freezer ya que su contenido ya está presurizado.

Por otro lado vale recordar que los líquidos se dilatan con el frío y si no se saca a tiempo la botella del freezer esta puede reventar, algo que en el caso de los espumosos puede ponerse más serio por la presencia de gas carbónico.

Frapera, la mejor solución para enfriar el vino

La frapera es el método más eficiente a la hora de enfrían una botella. Ya sea tinto, blanco o espumoso, todos alcanzan temperatura ideal en un balde con hielo y agua.

Frapera con hielos, enfriando botellas de vino
Frapera con hielos, la mejor forma de enfriar el vino

Aquí la clave del éxito está en las proporciones: 1/4 de hielo y 2/4 de agua. A diferencia de lo que muchos piensan no es el hielo el encargado de enfriar el envase sino el agua helada.

En una frapera bien armada un tinto se refresca en unos diez minutos mientras que un blanco o un espumoso llega a sus 9 grados ideales en aproximadamente veinte minutos, algo que en heladera lleva más de una hora.

Últimas Noticias

La cerveza artesanal: ¿se toma con o sin espuma? y otros mitos

La Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina presenta la primera edición del Festival internacional de la cerveza artesanal el próximo 16,...
Jeep Argentina

Te puede interesar
Nuestras recomendaciones